sábado, 14 de enero de 2017

Cantando en el coche!!



Te dejo ir amor...
Acepto tu decisión y te dejo crecer, vivir la experiencia que tu eliges.
Todo lo demás se ha puesto por detrás, un año sin tí me parece una eternidad.
Soy una madre entregada a lo que tu desees.
Mi niña que nació adelantadamente, muerta de miedo, hoy me dice que quiere irse y me rompo.
El tiempo pasa tan rápido que no sé como pararlo...
Pero ya eres una mujer, ya has superado muchos de tus miedos, me miras de frente y sosteniendo tu decisión "cantas en el coche"... como puedes hacerlo? yo no puedo.
Yo tengo el corazón encogido y necesito hablar con mi madre que me da fuerza. Mi madre que ha pasado tanto con nosotros, es mi mayor ejemplo en estos momentos.
Mi hija se marcha un año fuera y yo me pregunto qué le falta? y así una noche y otra hasta que comprendo que no le falta nada, POR ESO SE VA.
Se va porque ya ha resuelto sus miedos, porque quiere vivir experiencias nuevas, mi maestra rubia que ha aceptado cada uno de mis pasos, sin reprocharme nada, ahora quiere marcharse y yo... qué voy a reprocharla? NADA

Vuela mi vida, sal del nido y vive aquello que tu corazón te indique.
Suelta los miedos y los apegos de esta madre manipuladora que soy yo... A veces.

Acepto. Acepto tu decisión Gran Maestra.
Bendigo cada paso que dais cada uno de los cuatro.
Me rompo en cuatro partes y sé que somos cinco con cinco caminos diferentes y nada se rompe porque tenemos hilos rojos atados a los pies...

Tu libertad es la mia. Tu conciencia despierta la mia. Tu ruptura de muros rompen los mios. Tu valentía despierta mi alma aletargada, y que los demás sigan tus pasos porque os quiero libres, libres como el viento, flexibles como los juncos, frescos como el agua y valientes como las águilas.

Y me seco las lágrimas de estos días, mi incomprensión, mi humanidad. Somos todos iguales y yo un día tuve miedo y no me fuí a ser aquello que yo quería ser, así que REPARA cariño. Cargaste con todos mis miedos y te bendigo por ello. Yo hice lo que podía con lo que tenía y así es el ciclo de la vida.

Caminos diferentes en el UNO.

MAMA






viernes, 6 de enero de 2017

Las navidades vuelven a su caja...



Guardo en mi piel los rayos del sol de Lanzarote.
Guardo en mis ojos los colores asombrosos del mar, el cielo y las tonalidades de la tierra.
Guardo hoy día de Reyes, los regalos de mis hijos, la sorpresa del Roscón en el desayuno que sigue siendo un clásico y me provoca enorme sonrisa.
Hoy me vienen a la memoria tantas mañanas de Reyes, desde mi foto con el verdugo rojo sentada en la pierna de aquel que yo creía mágico y que horas más tarde me besaría mientras dormía y dejaría junto a mi zapato todos los juguetes que había deseado... hasta las primeras mañanas en las que de la mano acompañaba a mis niños a observar asombrados todo lo que rodeaba sus calzados.

Hoy agradezco a mi madre toda la ilusión con la que me abrazó en este día, durante unos cuántos años, heredé de ella la forma de colocar las cosas, sin bolsas, sin papel, todo a la vista, y colocado. Cuántas noches ya como madre me rompí la cabeza montando casitas de pin y pon, o safaris de play Mobil!! mientras vigilaba que ninguno se levantara. Heredé de mi madre la tradición de dejar unas marcas negras en las mejillas con un corcho quemado, que representaba el beso del Rey Baltasar. Tal vez estos pequeños rituales los conserven mis hijos para los suyos, quién sabe... es tuyo Mamá!!

Mientras escucho a Marco Antonio Solís, que me fascina y saca mi parte más romántica, pienso en comenzar a desmontar el Arbol de navidad, guardar los adornos, las luces que por más que me empeñe, el año que viene volverán a estar enredadas y me pregunto... qué me traerá este 2017, donde estaré y con quien al volver a abrir esas cajas que se cierran en una fecha y se abren en otra?

Con cierta nostalgia de cada momento que se va.... de cada ciclo que termina, con la aceptación de confiar en mi camino, despido estas navidades con un GRACIAS.

Todo mi amor,

Almu Fuentes


sábado, 31 de diciembre de 2016

Ahora más que nunca... Sé




Estoy pasando unas vacaciones deseadísimas, no quito ni un punto ni una coma. Han sido maravillosas desde el momento cero. Me siento profundamente agradecida. Gracias Universo por tanta generosidad a través de mis amigas y amigos. Regreso a casa a retomar el día a día, al abrazo con mis hijos, a la labor maravillosa de "acompañar" y me traigo muchas cosas... Tantas que mañana puedo tener exceso de equipaje!!!
Para este año que comienza, quiero priorizarme Yo, la verdad es que eso me cuesta, pero estoy absolutamente decidida a conseguirlo. Así que, amigos que me rodeáis, estaros  preparados porque en este año de Ciclo nuevo, lo más importante voy a ser yo y eso incluye el respeto hacia mi tiempo y mis deseos. Amarme y aceptarme como soy sin protección ni defensas, esa es mi intención y los que me conocéis, sabeís que cuando yo me empeño, lo consigo.
Voy a poner fuera de mi vida cualquier resto de malestar, voy a dejar de tener miedo al que dirán, voy a mostrarme tal y como soy... Parece fácil pero no lo es!!!!
Me siento feliz en mi piel, tengo cuatro hijos maravillosos y un puñado de amigos a los que adoro. He seleccionado a aquellos miembros del clan de orígen que me acompañan y he dejado fuera a los maestros que me enseñaron a poner límites. Mi trabajo es mi misión, eso lo tengo clarísimo desde que tengo uso de razón. Si soy mejor o peor, eso depende del ego y del día que hace. Me siento como una flecha que va hacia su viaje a Itaca, sorteando dificultades y confío, confío por completo, sin fisuras, ahora más que nunca, ahora como siempre, soy consciente de que mi viaje es guiado y no controlado por mi. Bendigo a las personas que me enseñaron, aunque me doliera y recojo el aprendizaje. Amo y bendigo a los seres que me acompañan en el día a día, cuatro amigos y cuatro hijos, se puede ser más afortunada??? El 2017 no existe, solo está en nuestra cabeza. La vida sigue, hoy después de ayer y antes que mañana.

Todo mi amor

Almu Fuentes

martes, 20 de diciembre de 2016

Merecidas vacaciones ...





Merecidas vacaciones por fin!! Ligera de equipaje cuento los días para tomar el avión y marcharme al sol, a la playa. Preparar la maleta con camisetas y vaqueros, bikinis y chanclas, sonrío a la maleta que ya está en marcha ... Me parece increíble, buscar crema de protección solar, zapatillas para los paseos, entre tanto jersey y lana en mi armario. Unas navidades diferentes, muy soñadas, muy anheladas, con paisajes distintos en la compañía de una de las personas que más amo en el mundo, un descanso de madre y un adiós al despertador, grabo música y alguna película para disfrutar por las noches tomando unas copas de vino o un buen gin tonic en memoria de mi abuelo materno.

Escoger un nuevo libro para leer entre dos, organizar el mapa y las excursiones, ilusionarme, vaciar el teléfono, hacer espacio para llenarlo de fotos nuevas. Merecidas vacaciones después de tanto cuidar, cocinar y supervisar horarios.

Dejar atrás los pensamientos, mecerme en paseos y espero... en muchas risas.
Reírme a carcajadas con todo lo que conlleva. Saber a todos felices, mientras me dedico a mi me alegra al Alma. Recargar pilas hasta la Semana Santa, comprar algún recuerdo, probar mermeladas de sabores distintos.  Dormir a pierna suelta y ojalá, ver el sol entre las palmeras, escuchar el sonido del mar... desayunar al aire libre... esa tostada con mantequilla, ese zumo de bote que a mi me encanta, ese café con leche! tiempo para mi, tiempo para nosotras, nos lo merecemos. POR FIN!!

Feliz Navidad, felices días, os deseo amor a raudales, que el balance haya sido positivo y lo que no, los errores cometidos, a dejarlos ir, seguro que hemos aprendido de ellos y merece la pena vivir cada momento como uno desea, sin cambiar el rumbo hacia la estrella.

Como diría una buena amiga, Bendiciones!!


Almu Fuentes

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Cierro los ojos...





Cierro los ojos y respiro, como en esta foto que me hizo mi madre hace ya un montón de años.
Cierro los ojos y sereno los pensamientos, ese torrente involuntario de ideas que nos cansan.
Cierro los ojos y agradezco cada instante, cada sonrisa que me llega, cada abrazo que recibo.
Cierro los ojos y me veo de niña, de adolescente, de joven y también de adulta, cuántos papeles me ha regalado la vida!
Cierro los ojos y veo a mis ancestros detrás mío, con sus manos apoyadas en mis hombros.
Cierro los ojos y tomo conciencia del juego. Todo es una ilusión.
Cierro los ojos y respiro... y le digo a la vida SI CON TODO.

Almu Fuentes

jueves, 24 de noviembre de 2016

Desde un invierno adelantado



Blanco el color del invierno, blanco el color del cielo en estos días tan fríos en Madrid. Blanca el nombre de mi hija pequeña, blanca la mirada de la navidad que se aproxima, que se esconde ya en la última semana de noviembre para dar paso a Diciembre, un mes que siempre me ha encantado.
Siento la serenidad del hogar, mientras escucho a Mark Knopler "Lily of the west" y arde un incienso que envuelve el salón con ese olor a cielo que dicen mis hijos y saboreo una copa de vino ahora ya tranquila, con el día casi concluido...

Mañana iré a por flores, flores ya de un invierno un poco adelantado. Acabaré de colocar la ropa de verano en algunas bolsas y sacaré abrigos, plumíferos, gorros y guantes y antes de darnos cuenta llegará Santa Lucía con el comienzo de la navidad. Adornaremos la casa con luces y guirnaldas, haremos naranjas aromatizadas con clavo y pondremos el Arbol y mientras pienso todo esto, siento cierta nostalgia del sol y del verano, de los bañadores y las chanclas, de mi casa gaditana ... Rindiendome  a la admiración de cada estación y adaptándome a ella con inmenso amor.

Feliz final del otoño desde un invierno un poco adelantado.

Almu Fuentes

martes, 11 de octubre de 2016

El otoño tardío







Ha llegado el otoño disfrazado de final de primavera. Aún en chanclas y con el moreno agarrado con alfileres, vuelvo a las mañanas de café y contemplación y me asombra el Vivir. Con la música de fondo acompañando mi respiración, como una batuta armoniosa que dirige con suavidad cada movimiento de mi pecho, me subo al mundo a jugar y me pregunto:

 ¿Qué quieres hacer hoy?...

¿De qué color quieres pintar las paredes que te rodean?
¿Qué aroma eliges para acompañarte aquí y ahora?
¿Como son las personas que están a tu alrededor?
¿Qué frecuencia se respira en el espacio que ocupas?

El otoño tardío, aún descolorido y seco me habla de soltar, soltar incluso mis propias preguntas, mis dudas, mis fantasmas. Soltar las viejas hojas que resistieron el verano y tantas estaciones, que tal vez no dejan espacio para que crezcan las nuevas, esa hoja que se te pegó a la espalda convirtiéndote en una Inocente fuera de temporada...

El otoño me habla de soltar, de amar con mirada nueva, de hacer espacio a los brotes verdes que anhelan su lugar. El otoño me habla de luz cálida a la espera de gotas de agua que arrastren las penas, los miedos. Me habla de botas de lluvia y charcos de la infancia, de calcetines y chaquetas de punto de color tierra, de olor a talco y a madera, de cosquillas y leche caliente... y agarro la hoja de mi espalda y me la pongo en la frente sintiéndome serenamente inocente.

Y mientras todo esta magia acontece... continúo sonriendo y sintiéndome en paz.

Almu Fuentes